#MovimientoBarilla: Juntos hacemos más

Desde Otra Oportunidad creemos que todos los animales, independientemente de su raza, edad, tamaño o color, merecen tener una vida digna y no sufrir maltrato ni abandono. En España miles de animales son abandonados o sufren maltrato por culpa de personas irresponsables. Muchos de ellos terminan en perreras y otros tienen la suerte de caer en manos de Asociaciones, Albergues o Refugios; que son lugares de paso antes de encontrarse con una nueva familia que los querrá y cuidará el resto de sus vidas.

Todas las asociaciones hacemos el esfuerzo por salvar al máximo número de animales. Las hay más grandes y más pequeñas y por lo general contamos con la única ayuda de colaboraciones de personas solidarias que aportan recursos económicos, alimentos, medicación o tiempo para ayudar a los peludos que más lo necesitan.

A día de hoy sería impensable que no existiésemos ya que todavía en nuestra sociedad hay un número muy elevado de abandonos. Poco a poco y, a través de las campañas de concienciación, vamos dando pasitos para construir una sociedad mejor donde nuestro trabajo ya no haga falta y podamos vivir en armonía con los animales.

La historia de Barilla, la perrita que rescatamos en un estado de desnutrición extrema, conmovió a casi medio mundo. ¿En qué clase se sociedad vivimos que todavía ocurren casos como el de Barilla? ¿Es acaso justo que los animales tengan que pasar por eso?. Barilla tuvo mucha suerte y pudo salir adelante, pero todavía hay miles y miles de animales que no tienen el mismo final.

Lo seguimos afirmando, todos los animales abandonados merecen tener Otra Oportunidad y es por eso que, desde el #MovimientoBarilla, queremos mostrar el trabajo y el día a día de las asociaciones de Granada. Unidos por el cambio de conciencia, unidos por un sólo objetivo: No más abandonos, no más maltrato animal.

Aquí os dejamos nuestro primer vídeo: Un día en la Protectora de Animales y Plantas de Granada.

#TodoPorLosPeludos

Asociación Protectora de Animales Otra Oportunidad. Granada.

Anuncios

Cuatro peludos nuevos en la Asociación

Os presentamos a Chispa, Junior, Rosa y Boby, cuatro peludos que llevan demasiado tiempo buscando un hogar y que ahora cuidaremos y mimaremos hasta que encuentren una familia. Todos ellos llevan esperando mucho tiempo, pero estamos seguros de que pronto encontraremos al humano adecuando para que los cuide y los quiera hasta el final. Hasta entonces, nosotros nos hacemos cargo.

Si estás interesado en conocerlos y adoptarlos, no dudes en escribirnos a info@otraoportunidad.org; y si no puedes adoptar pero quieres echarnos una mano para poder mantener a los peludos escríbenos también ¡Entre todos podemos ir cambiando el futuro de muchos animales!.

Adopta, únete, colabora, hazte soci@, sé parte del cambio. #JuntosHacemosMás

La adopción de Ares

Estamos contentísimos porque por fin Ares ya tiene una familia después de mucho, mucho tiempo de espera.

Nuestro Ares llevaba en la Asociación desde junio de 2014, pero su historia no empieza ahí.

Ares tuvo la maldita mala suerte de nacer en un entorno de humanos irresponsables. Siendo un cachorro lo abandonaron en una caja junto a sus hermanos. Y fue en ese momento cuando una persona con gran corazón apareció y vio a la camada. Todos estaban muertos menos él. Eso sí, ya tenía la patita delantera dañada. No pudo dejarlo ahí y decidió llevárselo a casa. Lamentablemente las circunstancias de esa persona no eran favorables y no podía hacerse cargo de Ares (así lo bautizó ella); y con el corazón roto, lo llevó al Albergue de Animales Dog House de Motril con la esperanza de que pudiese encontrar un hogar para el resto de su vida. Esto ocurrió en el año 2013.

Desde Dog House se decidió traer a Ares a Granada, pensando que sus posibilidades de adopción serían mayores. Ares posó para las fotos, desfiló en un desfile pro-adopción, se vistió de rockero e incluso salió en vídeos. Pero nadie, absolutamente nadie, quiso adoptarlo.

Desde la Asociación vimos que Ares iba a ser un peludo de “difícil adopción”, aquellos de los que nosotros nos encargamos para encontrarles un hogar, y es por eso que decidimos asumir su cuidado y mantenimiento.

Casi 2 años después, aquella persona que se había encontrado al único superviviente de la camada, a aquel cachorrito con manchas que no pudo elegir su destino; se puso en contacto con nosotros y no lo pensó dos veces. Ares seguía en adopción y ella quería poder compartir su vida con él.

La larga espera y todo nuestro esfuerzo han merecido la pena. ¡Sé feliz pequeño!.

Ares